Posteado por: Es Cau | septiembre 20, 2011

ABISMO Y LABERINTO.

Mente: conjunto de actividades o procesos psíquicos conscientes e inconscientes.

Razón: Acto de discurrir el entendimiento.

Los imponentes acantilados de Dover en la costa de Sussex, UK, se presentan ante la vista como una fachada que no es más que el corte limpio y vertical del terreno. Su peculiaridad, además del color y el material, se centra en su altura y la limpieza y extensión del corte, es decir la vista se despliega básicamente en dos dimensiones, y podríamos decir que la tercera dimensión solo se intuye si nos imaginamos de pie, en el borde superior, y dando un paso al frente. Es, en otras palabras, un paisaje bidimensional. 

Paisaje bidimensional

Algo similar ocurre en los entresijos de los surcos del cerebro. Puedo imaginarme cada surco como un abismo profundo, que separa dos costas bidimensionales, que como líneas caprichosas van surcando el cerebro en mil recovecos, socavando el mundo de la psiquis con cientos de fronteras laberínticas plagadas de puentes, que de forma frágil, van entrelazando y generando una malla de conexiones entre ambas orillas,  por las que circulan cientos de impulsos nerviosos,  destellos de energía, reflejos automáticos o dolores del alma.

Si ambos frentes son cortes bidimensionales, podemos pensar entonces que los tránsitos entre ellos se producen en la tercera dimensión, la misma que con un simple paso nos despeñaba por las costas de Dover. 

El tránsito entre las caras opuestas de cada surco es fundamental para la razón, que es quien debe discurrir el entendimiento en el  laberinto de surcos de la mente, en el que se mueven sin cesar los procesos psíquicos, conscientes e inconscientes. Precisamente en el éxito de este tránsito, se me antoja, está la clave de nuestra capacidad para  la reflexión y la comprensión de nuestro yo fundamental y el entorno en el que nos desenvolvemos.

El colapso de las redes de comunicación entre las orillas contrapuestas de los surcos, como telas de araña, provoca el aislamiento entre las distintas áreas del cerebro, interrumpe su inter-relación , corta los procesos del razonamiento  limitando nuestra comprensión y, lo que puede ser peor, anula o confunde las emociones, abriendo el campo a la depresión.

La depresión cae como un manto sobre la corteza y acaba por sumirnos en el mundo lineal y bidimensional de los cortes, sin conexiones, sin vida y sin escape posible. Ya no podemos razonar y la mente se convierte en un laberinto de procesos que no encuentran puerto. La confusión, la falta de lógica o de inteligencia emocional para comprender nuestras emociones, quedan atrapados en este cortocircuito comunicacional.

¿Cómo recomponer las conexiones?

El abismo de la razón y laberinto de la mente.

El libro “hiperespacio” de Michio Kaku, trata de explicarnos el concepto físico de las dimensiones superiores, aquellas que son inexplicables e incomprensibles para nuestras mentes tridimensionales, pero que sin embrago está matemáticamente demostrado que existen, y que tienen conexión con nuestras cuatro dimensiones, si incluimos la dimensión tiempo.

Una dimensión superior podemos entenderla si hacemos el ejercicio de imaginarnos cómo a un ser bidimensional puede afectarle la tercera dimensión, que ni conoce, ni puede ver ni entender. Desde nuestra perspectiva podemos sacar a un ser bidimensional de su mundo lineal y desplazarlo a lo largo de la tercera dimensión, para que él simplemente desaparezca de su mundo sin explicación posible, y aparezca nuevamente en él si le volvemos a desplazar a su posición anterior, también sin explicación posible.

La misma incomprensión tenemos nosotros hacia las dimensiones superiores, no podemos entenderlas ni sabemos como  pueden manifestarse en nuestro mundo.

Rotos los puentes, hundida la malla de conexiones cerebrales, perdida la mente en su laberinto sin salida, es el momento en el que aparece nuestro ser de  dimensiones más altas para rescatarnos y provocar conexiones  invisibles entre los abismos de cada surco. Como un recurso último e inexplicable, la mente emocional es capaz de generar nuevas conexiones por mecanismos desconocidos, para generar cabezas de puente sobre los que construir nuevamente las redes físicas necesarias para volver a nuestro mundo de comprensión tridimensional. Poco a poco se regenera la nueva red comunicacional, y los chispazos, los impulsos y las corrientes pueden volver a transitar interconectándose y generando la suficiente capacidad de razonamiento para traernos de vuelta.

Al igual que el ser bidimensional salta y desaparece en la tercera dimensión, sin comprensión posible para él,  nosotros desde nuestra realidad física acotada y visualmente limitada, apelamos a nuestra existencia energética de las dimensiones superiores, donde existimos con una presencia aún desconocida, bajo leyes físicas incomprendidas, con o sin tiempo, pero con la capacidad de rescatarnos cuando fracasamos en nuestro pequeño mundo conocido.

Al parecer somos bastante más de lo que parece, y los avances científicos van desentrañando nuevos mundos posibles, colaterales, paralelos, interiores o superpuestos al nuestro. Está por ver si nuestra existencia lo es también de forma sincronizada en los diversos mundos, y si mantenemos entre cada forma de vida o energía conexiones superiores que nos unifican en un todo mucho más vasto y complejo, que  nuestra actual comprensión no alcanza a imaginar.

Será que existimos desde tiempo sin principio.

Anuncios

Responses

  1. “El abismo de la razon”… realmente promete. Lo mismo el comentario final
    va a ser “el abismo de la SIN-razon”.
    Por cierto, en el numero de octubre del National Geographic hay un estupendo articulo titulado Los ultimos descubrimientos sobre “El Cerebro
    Adolescente”. Ya me comentaras.
    Un besazo a todos / Juanjo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: