Posteado por: Es Cau | marzo 6, 2016

UN SIMPLE TÉ

Douglas Tompkins, el filántropo ecologista recientemente fallecido en la Patagonia Chilena,  decía con mucha razón que  “en un mundo de recursos finitos, el desarrollo no puede ser infinito”.

Douglas Tompkins

Douglas Tompkins

Necesitamos establecer una pauta de desarrollo compatible con las limitaciones de nuestro hábitat,  la imparable demografía y, ahora también,  el nuevo ciclo del cambio climático, y todo ello pasa inevitablemente por un nuevo modelo de convivencia y de ciudad.

Todo apunta a que en este puzzle que se nos viene será  precisamente el ser humano, su máximo exponente y culpable,   quien deberá actuar de comodín y mostrar una progresiva capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias. Probablemente muchos de los seres vivos se extingan con el tiempo, otros se adaptarán y quizá aparezcan nuevas formas de vida, mientras nosotros iremos ajustando nuestro cuerpo y mente a una nueva realidad mucho más artificial que natural.

Los sistemas y protocolos de desarrollo actuales, todavía basados mayoritariamente en la revolución industrial que se inició en Gran Bretaña, deberán modificarse y con ello gran parte de los paradigmas de confort, que hoy en día están asociados a la sociedad occidental, cambiarán hacia nuevos estándares que solo podrán alcanzarse mediante el acceso tecnológico al control de la realidad, lo que sin duda estará al alcance de pocos.

La tecnología de punta, la robótica, el control de la genética……, todo ello conforma el “avance” de la sociedad, y también una brecha  definitiva entre clases, la conformación de castas,  y un freno futuro a la movilidad social.

La superpoblación  y la superviviencia  obligan a una creciente industrialización de la producción alimenticia, tanto en la ya existente explotación antinatural de la ganadería y sus subproductos, como en la necesaria deforestación para la ampliación de nuevas áreas cultivables y la implantación de tecnologías transgénicas. En cualquier caso se trata de una explotación anti natura de los medios disponibles, condenando y alterando definitivamente los ciclos naturales hacia otros de mayor eficiencia basados en condiciones de desarrollo artificiales.

La ruptura está servida, el hombre se despega de la tierra y crea además brechas insalvables entre castas de acceso a la tecnología,  se aleja de su hábitat natural, que ha modificado  hasta la degradación. Necesita entonces modificar su cultura histórica de agrupamiento urbano buscando una mayor independencia de la corteza terrestre, agrupándose en colmenas que actúen como multiversos, comunidades  de climatología controlada, encerradas en sí mismas pero tecnológicamente interconectadas, mientras la maquinaria productiva robotizada sigue con la creciente y necesaria explotación de la corteza terrestre.

Sky mile - Tokio - El despegue de la tierra.

Sky mile – Tokio – finalmente despegamos

Nuestro hábitat natural será sustituido, ajustado y manipulado por la realidad virtual hasta el punto de confundirse con la propia realidad, de forma que se nos haga viable la superviviencia. Poco a poco seremos más mente y menos cuerpo físico, y con ello las necesidades y servicios cambiaran radicalmente. La movilidad física tienes los días contados frente a las posibilidades infinitas de la mente. Al fin y al cabo somos y hacemos lo que creemos estar haciendo y siendo. El futuro de la superpoblación esta en reducir los espacios físicos de consumo urbano a cambio de ensanchar la mente hacia un espacio ilimitado donde todos cabemos.

Las ciudades, la arquitectura, son y serán precursores de esta realidad. La horizontalidad será sustituida por la verticalidad, por la movilidad flotante en la atmósfera o en el espacio, o por la deriva en los océanos. Nos enfrentamos a una nueva era de megaproyectos, de colmenas autosuficentes, de propuestas de ingeniería radical y estilos de vida hipercomunicados y reducidos a mínimos espacios físicos solo ampliados de forma virtual, de climatología controlada y entornos en burbujas asépticas.

El acceso a estas nuevas urbes de menor tamaño pero más exclusivas será restringido, dividirán la sociedad entre una minoría cada vez más despegada de la realidad y una mayoría, por el contrario, cada vez más sufriente de esa realidad desechada en la corteza terrestre, solo ya parajes productivos y explotados.

Será tarea de arquitectos y urbanistas dar solución a estas dos sociedades contrapuestas y en la medida de lo posible evitar su disparidad, aunque lamentablemente parece que eso dependerá más de la clase política, los menos aptos para semejante tarea.

Hace pocos días tuve la suerte de viajar algunos días por parajes de naturaleza exuberante y comprobar como en lugares extremadamente remotos existen familias que viven casi con lo puesto. Con suerte electricidad y con seguridad solo agua de vertientes. La supervivencia se basa en el huerto familiar y algunos animales. Climatología de inviernos duros y una vida sin apenas “nuestro confort” sino el de ellos, más básico, más agreste, mucho más difícil y quizá mucho más vivido, en el sentido de contrastar que el simple hecho de vivir requiere de un gran esfuerzo y conseguirlo con cierta longevidad otorga ese raro placer de apreciar las pequeñas cosas como grandes logros.

Un simple té con el mundo a tus pies.

Un simple té, con el mundo a mis pies.

Nos sirvieron té, al abrigo de una cocina de leña, mientras por la ventana podíamos ver el magnífico paisaje del fiordo de mar perforando las montañas, y quizá en algunos decenios más, los nuevos inquilinos, puedan saborear el té vislumbrando en el último rincón del paisaje, casi al vuelo de las pestañas, como emerge la gran colmena área de tres kilómetros de altura orgullo de la naciente sociedad de realidades intangibles.

Mientras tanto yo disfruté mi té, con sorbos pausados, en un baño de naturaleza y realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: